Datoteca 2016

En el año 2016, las manifestaciones en Venezuela se incrementaron en un 32,58% respecto al 2015. Un total de 3.536 protestas se registraron entre enero y diciembre de 2016. Es el tercer año de incremento sostenido lo que indica la recuperación de una tendencia ascendente que llegó a su techo en 2011 con 4662 manifestaciones.

El 38% de las protestas se llevaron a cabo entre los meses de abril y junio. En el mes de junio, el derecho a la alimentación como motivo de protesta se elevó de un noveno a un tercer lugar, con lo que aumentó su frecuencia en 233% (de 60 a 200 manifestaciones). A continuación, en el mes de julio, se ubica en segundo lugar con 278 protestas, para permanecer en esa posición durante el resto del año.

N° de protestas por mes

 

Los protagonistas

Los vecinos, por diversos motivos (servicios públicos, venta regular de alimentos, mal estado de infraestructura educativa, entre otros), son el sector que más protesta en el país. Seguidos de los usuarios de servicios comerciales, en particular quienes exigen venta de productos alimenticios en instituciones privadas y públicas, se ubican en un segundo lugar con 263 ocasiones de demanda. Estudiantes y actores heterogéneos vinculados tanto a demandas sociales (servicios, seguridad) como demandas civiles y políticas de cara a la exigencia de agenda electoral y comicios.

Trabajadores en su diversas expresiones exigen en particular ajuste de salarios, firma de contrato colectivo y demás obligaciones laborales, ocupando del quinto al noveno lugar.

Top 10 de sectores manifestantes

 

La ausencia de datos oficiales por parte del Banco Central de Venezuela (BCV) sobre los índices de inflación durante todo el año 2015, impidió conocer el impacto real de una inflación creciente que incidió no solo en la disminución del poder adquisitivo de los ciudadanos si no que impide prever a mediano e incluso a corto plazo los términos laborales de las contrataciones de los trabajadores, agudizando el conflicto en relación a las negociaciones tanto a nivel público como privado. En este sentido, los trabajadores de diversas áreas, transporte, educación, industriales, salud o del Estado se ubican entre los sectores con mayor cantidad de manifestaciones documentadas, al representar en suma el 27% es decir, 731 manifestaciones.

Modalidades de la protesta

La calle es el escenario de la protesta por excelencia. Los cierres de vía, las concentraciones y marchas se mantienen en los primeros lugares de incidencia en correspondencia con el registro histórico. Entre enero y diciembre de 2016 se realizaron 1480 cierres de vía (41%), 1310 concentraciones (37%) y 207 marchas (5,85%). El carácter confrontacional pero no violento de  la protesta de calle supone menos garantías ante los riesgos legales instituidos por el Estado venezolano que penalizan los cierres de vía. A pesar de ello, los venezolanos no han migrado de los espacios conquistados ya que para el 2016 estas tres modalidades suman el 84% de las manifestaciones registradas, un 10% mayor que en 2015.

 

¿Por qué protestamos?

La incidencia de la protesta como mecanismo social de expresión permite conocer las necesidades de una comunidad, sector o individuo. La eficiencia o negligencia del Estado como principal objeto de los reclamos y respuestas se refleja directamente en la calidad de vida de las personas, lo que debe traducirse en la obligatoria garantía de sus derechos sociales, económicos, políticos, civiles y culturales. De allí que la manifestación pacífica constituya un derecho humano, en tanto mecanismo de libre expresión, exigencia, y contraloría, además de ser un derecho-puente ya que permite denunciar abusos u omisiones a fin de exigir el cumplimiento de los demás derechos.

 

Derechos laborales exigidos por diversos sectores, públicos y privados, contabiliza el 27% de las protestas respecto al total del año. La exigencia de normalización de venta y suministro de comida se ubica por primera vez en nueve años de registro, entre los reclamos de mayor incidencia, al sumar 413 manifestaciones (11%).  La demanda por el servicio de agua, la regularidad del suministro o la mejora de sus condiciones registra unas 336 protestas a nivel nacional. En cuarto lugar, los derechos políticos/civiles asociadas a demandas electorales, en apoyo o en contra de medidas del Gobierno, alcanzan el 6,7 % de las exigencias.