Reporteros, fotógrafos, camarógrafos y periodistas en el contexto de la manifestación

En relación con los periodistas y camarógrafos que se encuentran realizando su labor en el marco de una manifestación pública, éstos no deben ser molestados, detenidos trasladados o sufrir cualquier otra limitación a sus derechos por estar ejerciendo su profesión. Inclusive, sus herramientas de trabajo no deben ser secuestradas. Por el contrario, se debe impedir cualquier acción que intente obstruir su trabajo siempre que no se pongan en riesgo los derechos de terceros.

Precisamente, el carácter divulgativo que persigue el material obtenido por reporteros, fotógrafos, camarógrafos y periodistas en el contexto de una manifestación, convierte a éstos profesionales en sujetos calificados de abusos por parte de las autoridades del Estado.